domingo, agosto 23, 2015

NO HAY QUE CANONIZAR A LOS MARXISTAS


EL GRAN DELTA ARGENTINO " MIRAGE "

https://www.facebook.com/vamoscuervo95?fref=photo

Desde Malvinas criticaron el gesto del Papa y llamaron "vieja cabra" a la Presidenta

Un grupo de isleños agraviaron a Cristina Kirchner y le exigieron disculpas a Francisco a través de Twitter.
La cuenta @falklands_utd borró rápidamente el tuit con el que agraviaron a Cristina Kirchner. (Captura)
La cuenta @falklands_utd borró rápidamente el tuit con el que agraviaron a Cristina Kirchner. (Captura)
Los habitantes de las Islas Malvinas no se tomaron a bien el gesto del Papa Francisco de ayer, cuando sostuvo un cartel pidiendo por el diálogo entre Argentina y el Reino Unido.
Desde las redes sociales, los kelpers se expresaron con dureza contra el Sumo Pontífice, pero también cruzaron a la presidenta Cristina Kirchner por haber publicado en su cuenta de Twitter la imagen de Francisco con el cartel y el hashtag #MalvinasArgentinas.
"La desesperación de la vieja cabra Kirchner. ¿Cómo está tu inflación?", publicó la cuenta @falklands_utd, que se definen como "isleños con derechos a la autodeterminación". Sin embargo, rápidamente el tuit fue borrado.
Leé también: Fuerte gesto del Papa a favor del diálogo por Malvinas
Minutos después, publicaron otro mensaje exigiéndole al Papa un pedido de disculpas por haberse expresado a favor de un diálogo por Malvinas. "De nuestra población de 3.000 personas hay muchos católicos a los que usted decepcionó", publicó la misma cuenta.

LÁZARO BÁEZ RECIBIÓ DEL GOBIERNO CONTRATOS POR MÁS DE $ 8000 MILLONES
Después de años de especulaciones y cálculos oficiosos, el Gobierno al fin informó cuánto dinero le entregó a Lázaro Báez. Son decenas de obras en la última década; el dato surge de un informe que Bonadio, ex juez del caso Hotesur, pidió al Ministerio de Planificación
POR HUGO ALCONADA MON Y MARIELA ARIAS - PARA LA NACION
Después de años de especulaciones y cálculos oficiosos, el Gobierno al fin informó cuánto dinero le entregó a Lázaro Báez. Mientras el empresario, socio de los Kirchner, pagaba (sin usar) cientos de habitaciones y salones en los hoteles de la familia presidencial, la Casa Rosada le otorgó más de $ 8000 millones en decenas de contratos de obra pública durante la última década. Así consta en un informe reservado que el Gobierno envió a la Justicia, del cual LA NACION obtuvo una copia.

Hay de todo. Desde pavimentación de calles hasta construcción de hospitales, cloacas y escuelas. Pero su fuerte son las obras viales: cientos de cuadras, rutas, avenidas, rotondas, empalmes y circunvalaciones. Casi 60 obras a un valor promedio de $ 146 millones por contrato.

Los montos son variados. Van de $ 3,1 millones a $ 637 millones, con decenas de contratos, casi todos firmados por Austral Construcciones, la nave insignia del grupo Báez. Entre otros, para obras en la cuenca del río Salado, en la inundada provincia de Buenos Aires, por $ 239,1 millones, en sociedad con Ecodyma, una constructora que atravesó turbulencias por facilitarle un helicóptero al vicepresidente Amado Boudou.

Fechado el 15 de marzo pasado, el informe oficial, de diez carillas, duerme dentro de la causa sobre los negocios y sociedades de la familia presidencial que empezó con la denuncia de la diputada nacional Margarita Stolbizer e instruyó durante meses el juez federal Claudio Bonadio. Hasta que la Cámara Federal porteña le quitó el expediente, que quedó en manos de su colega Daniel Rafecas.

¿Por qué pidió Bonadio ese informe? Porque quería verificar si existía un circuito de dinero entre los Kirchner y Báez. ¿Cuál era la hipótesis? Que el Gobierno le giraba fortunas en obra pública a Báez, que luego entregaba parte de esos fondos a la familia presidencial mediante los alquileres de las habitaciones y los salones de los hoteles, y de los inmuebles de los Kirchner en El Calafate y Río Gallegos.

Firmado por el subsecretario legal del Ministerio de Planificación Federal, Rafael Enrique Llorens, el informe aporta algunos datos llamativos. Entre otros, que la vasta mayoría de los contratos otorgados a Báez se destinaron a obras en la Patagonia, aunque figura un par en las provincias de Buenos Aires y de Formosa.

Todos los contratos que aparecen en el reporte corresponden a la Secretaría de Obras Públicas de la Nación, a través de su Dirección Nacional de Vialidad. Pero no incluyen los cientos de millones de pesos que Báez embolsó por el negocio de las canteras ni ninguna de las obras que firmó con gobiernos provinciales durante el kirchnerismo, en particular, el de Santa Cruz. Por ejemplo, el contrato por $ 79,2 millones que embolsó a través de su firma Kank y Costilla para construir una ruta en las afueras de Puerto Deseado sin destino final, ya que termina en medio de la estepa patagónica, como reveló el programa Periodismo para todos, de Jorge Lanata, en 2013.

También en Santa Cruz, y ya en marzo de 2006, el circuito de la obra pública había causado un cisma político cuando el entonces gobernador Sergio Acevedo se negó a pagar un adelanto financiero de 25% del costo de obra a las empresas constructoras por US$ 30 millones con fondos provinciales. Entre otras, para Austral Construcciones.

NUEVAS REVELACIONES

El informe oficial al que accedió LA NACION resulta revelador porque aporta nuevos datos que superan toda la información que se conocía sobre las obras que se adjudicaron a las constructoras de Báez. Hasta ahora, el único reporte oficial que se conocía era el de la Unidad de Coordinación de Fideicomisos de Infraestructura (Ucofin), que detallaba sólo 15 obras por un total de $ 2300 millones.

Según el nuevo informe oficial, la empresa de Báez que más se benefició con fondos nacionales para obra pública fue Austral Construcciones, más allá de ciertos contratos que obtuvieron, entre otras, Kank y Costilla o Gotti Hermanos.

Constituida el 8 de mayo de 2003 -es decir, 17 días antes de que Néstor Kirchner asumiera la Presidencia-, los primeros contratos para Austral Construcciones que aparecen en el nuevo reporte se retrotraen a 2005, dan un salto exponencial a partir de 2007 y se extienden, algunos, hasta la actualidad.

Uno de los contratos también beneficia, sin embargo, a Epelco, la firma con la que el empresario le compró la casa familiar a los Kirchner en Río Gallegos por $ 3,1 millones, es decir, seis veces más de lo que habían desembolsado para comprarla apenas cinco años antes, aunque el sellado de la escrituración fue por $ 1,8 millones.

¿Qué obras incluye el reporte oficial? Entre otras, las siguientes:

La adecuación de una sección del cauce del río Salado, en las cercanías del arroyo Los Poronguitos" (al sur de la localidad de General Belgrano), de 18,2 kilómetros, por $ 239,1 millones.

Obras en el paseo costero de El Calafate por $ 144,7 millones, adjudicadas en 2007 y que Cristina Fernández de Kirchner estuvo a punto de inaugurar en febrero pasado. Ese paseo une dos de los tres hoteles de los Kirchner: Los Sauces, el chalet de la Presidenta, y llega, sobre el final, hasta la hostería Las Dunas.

La pavimentación o repavimentación de 400, 500, 400 y 400 cuadras en El Calafate, Comodoro Rivadavia, Trelew y Río Gallegos, por $ 88,8 millones, $ 94,6 millones, $ 107,9 millones y $ 75,7 millones, respectivamente.

Obras en el paso fronterizo con Chile La Laurita, por $ 144,1 millones, cuyo contrato se firmó en agosto 2006 y que continúa "en ejecución".

Obras "de seguridad" en los caminos de acceso al Parque Nacional Los Glaciares, provincia de Santa Cruz, por $ 10,8 millones.

Obras en la ruta nacional 40, entre Rospentek y estancia Buitreras y Bella Vista, por $ 118,9 millones y $ 120,2 millones. Ambas, finalizadas.

La construcción de dos escuelas en la provincia de Santa Cruz con créditos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que gestionó la Unidad de Coordinación de Programas y Proyectos con Financiamiento Externo del Ministerio, por $ 10,5 millones y $ 10,1 millones, respectivamente.

Obras en 42 kilómetros de la ruta nacional 3, por $ 313,9 millones -a un valor promedio de $ 7,4 millones por kilómetro-, que comenzó a ejecutarse en julio de 2008 y que aún "se encuentra en ejecución".

Obras en la ruta nacional 288, en el tramo de la estancia La Julia, por 75 kilómetros, por $ 637,7 millones -a $ 8,5 millones por kilómetro-, que se inició en 2011 y "se encuentra en ejecución".

Obras en otro tramo de 75 kilómetros de la ruta nacional 288, Tres Lagos, por $ 571,7 millones -$ 6,9 millones por kilómetro-, que comenzó en 2011. Cuatro años después, y como una larga lista de obras más, también sigue "en ejecución".

BENEFICIADO POR LA OBRA PÚBLICA

Contratos millonarios
Desde los primeros años del kirchnerismo, el empresario Lázaro Báez recibió decenas de contratos millonarios de obra pública, la mayoría de ellos en la provincia de Santa Cruz

Calles, hospitales y cloacas
Esos contratos incluyen pavimentación de calles, construcción de hospitales, cloacas y escuelas; los montos de esos contratos van de los $ 3,1 millones a los $ 637 millones

Circuito de ida y vuelta
Una de las hipótesis que investigaba Bonadio era que los contratos de obra pública eran parte de un esquema por el cual una porción de esos fondos volvían a los Kirchner

Habitaciones vacías
En ese esquema entraban las habitaciones en los hoteles de la familia presidencial que el empresario santacruceño alquilaba en El Calafate, muchas veces sin siquiera utilizarlas

$ 146 millones
Es el precio promedio de los cerca de 60 contratos que recibió Báez y que figuran en el informe que el Ministerio de Planificación Federal entregó a la Justicia

Cambio de juez
Ese informe fue pedido por el ex juez de la causa Hotesur Claudio Bonadio; el caso quedó en manos de su colega Daniel Rafecas.

Del editor: qué significa. El volumen de los fondos recibidos por Báez por obra pública era desconocido; el informe del Ministerio de Planificación permite una aproximación.

Cambiar el “proyecto”: un imperativo moral – Por Roberto Cachanosky

Esto no es solo un debate de eficiencia económica. El mayor problema es la inmoralidad del “proyecto” 
Si tuviese que dar una explicación de fondo de por qué hay que cambiar el famoso proyecto, diría que la clave está en una cuestión moral. Como dice el título de esta nota, en mi opinión es un imperativo moral más que una cuestión de eficiencia económica. La inmoralidad del llamado “proyecto” Nac&Pop pasa por varios aspectos.
En primer lugar, el denominado proyecto es inmoral porque usa los principios de la democracia republicana para, disimuladamente, entrar al sistema como un ladrón que aprovecha la distracción de su víctima para robarle. Ataca a traición. Es decir, el kirchnerismo tiene vocación de tiranía por definición. Ha dado acabadas muestras de tener un comportamiento por el cual los que piensan diferente no tienen derechos. Ahora bien, mediante leyes, decretos, trampas e incluso ignorar fallos de la Corte Suprema de Justicia, van intentando modificar el cuerpo legislativo para transformar en letra muerta las garantías constitucionales de los ciudadanos. El objetivo es que el ciudadano termine siendo una especie de súbdito de un grupo de burócratas que, además, utilizan el estado en beneficio personal. Conceptualmente no encuentro diferencia entre una dictadura que se establece a punta de bayoneta y otra que usa la democracia republicana para, mediante el voto, conseguir el monopolio de la fuerza del estado para luego ir cambiando las leyes hasta cocinar a fuego lento los derechos individuales y, de esta forma, ir transformando lentamente la democracia republicana en una dictadura.
La inmoralidad del denominado “proyecto” reside, por un lado en actuar a traición. Nunca declama abiertamente su objetivo de establecer una tiranía. Usan la democracia para destruir la república y luego también terminan destruyendo la democracia. Es lo que hizo el kirchnerismo y el chavismo. Viendo que el uso de la fuerza para tomar el poder no les resultó favorable en los 70, cambiaron por la estrategia de decir que querían formar parte del sistema republicano para llegar al poder y luego aniquilarlo.
Por otro lado, la inmoralidad más profunda es la de querer someter a la población a un camino de esclavitud. Si se observa cómo han actuado en estos 12 años, en líneas generales no han recurrido a la expropiación de los factores de producción, más bien recurrieron a confiscar la riqueza generada por la gente decente que todos los días se levanta para producir. La expoliación impositiva ha sido el instrumento para esclavizar a una población que luego de producir ve cómo el estado se apropia, utilizando el monopolio de la fuerza, de buena parte de su riqueza legítimamente obtenida. Quitarle por la fuerza a la gente el fruto de su trabajo para dárselo a quién no le pertenece, es una violación a los derechos humanos porque transforma a la persona laboriosa en un siervo del gobernante.
La inmoralidad del proyecto reside, también, en adular a las masas haciéndoles creer que tienen el derecho a vivir a costa del trabajo ajeno. Decirle a la gente: Ud. tiene derecho a vivir de lo que genera otro es profundamente inmoral. Inmoral porque somete al que produce e inmoral porque despierta las peores pasiones de los seres humanos.
Justamente, otra de las inmoralidades del “proyecto” es el enfrentamiento que ha generado entre los habitantes de Argentina. Deliberadamente ha inducido al odio y al resentimiento entre los argentinos inventando enemigos, tirando la piedra y escondiendo la mano como cuando emiten a marcha forzada y ante la inflación que generan dicen que es culpa de tal o cual sector productivo.
Es inmoral el “proyecto” cuando establece reglas de juego por las cuales las empresas no obtienen utilidades ganándose el favor del consumidor, sino ganándose el favor del funcionario de turno para que les otorgue todo tipo de privilegios y restricciones a la competencia de manera de tener cautivo a los consumidores.
Es inmoral el “proyecto” cuando le dice a una parte de la población que tiene derecho a vivir rascándose la panza durante años mientras es mantenido por gente decente que trabaja cada día de su vida. Dar subsidios “sociales” en forma indefinida diciendo que es un derecho del que los recibe, es inmoral por dónde se lo mire.
Es inmoral haber elevado la carga tributaria hasta niveles de confiscación del ingreso y del patrimonio y haber utilizado el estado para mantener a militantes rentados que no producen nada útil para la sociedad. Es inmoral que esos militantes nombrados en el estado hayan desplazado de sus cargos a funcionarios honestos por no pertenecer al “proyecto”. ¿O acaso no es inmoral que hayan tomado por asalto el INDEC y hayan despedido y humillado a personas por no acatar la orden de mentir con la inflación? Pero además del INDEC también tomaron por asalto reparticiones púbicas, ministerios, etc. Han hecho del estado un verdadero botín de guerra.
Finalmente, y sin que el listado quede agotado, también es inmoral el “proyecto” por el tsunami de corrupción que hemos visto en todos estos años. Mientras se declama una falsa solidaridad social y les caen lágrimas de cocodrilos por los pobres, amasan fortunas lavando dinero de la corrupción de la obra pública en forma descarada. Hasta son capaces de lograr apartar un juez que los investiga por corrupción con tal de mantenerse a salvo de sus fechorías. Es inmoral que mantengan en la pobreza a la gente y luego entretenerla con migajas para distraerla mientras acumulan billetes por kilos.
En síntesis, este no es solo un debate sobre si el tipo de cambio real es alto o bajo o si hay que privatizar Aerolíneas Argentinas o no. El mayor problema es la inmoralidad del “proyecto” porque en forma traicionera pretende terminar con los vestigios de libertad que quedan para establecer una tiranía con el objeto de seguir usufructuando del poder y mantenerse alejados de la mano de la justicia por los escándalos de corrupción.
Insisto, cambiar el “proyecto”, no es solo una cuestión de eficiencia económica. Es un imperativo moral.
Fuente: http://economiaparatodos.net/

XVIII Encuentro de Formación Católica de Buenos Aires


“María proclama que Dios no deja solos a sus hijos humildes y pobres, sino que los socorre, destronando a los prepotentes de su trono”

“Nuestra vida no es un vagabundeo sin sentido, es una peregrinación hacia la Casa del Padre”

Jesús Bastante, 15 de agosto de 2015 a las 12:21
Es bello pensar en esto: que nosotros tenemos un Padre que nos espera con amor y que nuestra Madre María, también está allá arriba, y nos espera con amor
Decenas de miles de fieles en el Angelus
/>

Decenas de miles de fieles en el Angelus

(Jesús Bastante).- Un hecho histórico. Francisco se ha convertido hoy en el primer Papa en décadas en presidir, desde la plaza de San Pedro, el Angelus el día de la Asunción. El último fue Pío XII en los años 50. En sus palabras, el Papa defendió que "María es la gran creyente", la que "pese a la violencia de los prepotentes, el orgullo de los ricos, la arrogancia de los soberbios, proclama que Dios no deja solos a sus hijos, humildes y pobres, sino que los socorre con premura, destronando a los prepotentes de su trono, dispersando a los soberbios".
"Buena fiesta de la Virgen", comenzó el Papa, quien recordó que hoy "la Iglesia celebra una de las fiestas más importantes dedicadas a la Virgen". María, quien "ha subido en alma y cuerpo pal cielo, en plena comunión con Dios".
En el Evangelio de hoy, subrayó Francisco, presenta a María visitando a su hermana Isabel, que también esperaba un hijo, y donde se produce el canto del Magníficat, "porque tiene plena conciencia del significado de las grandes cosas que se están realizando en su vida". Y es que "a través suyo se cumple toda la espera de su pueblo".
"El Evangelio nos muestra también del motivo de la grandeza de María -continuó Bergoglio-. El motivo es la fe. En efecto, Isabel la saluda: dichosa tú que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá". Y es que "la fe es el corazón de toda la historia de María. Ella es la gran creyente. En la historia, pese a la violencia de los prepotentes, el orgullo de los ricos, la arrogancia de los soberbios, María proclama que Dios no deja solos a sus hijos, humildes y pobres, sino que los socorre con premura, destronando a los prepotentes de su trono, dispersando a los soberbios".
"Esta es la fe de María. El cántico de la Virgen nos deja intuir el sentido completo de María: es el motor de la Historia, no podía conocer la corrupción del sepulcro aquella que ha generado al Señor de la Vida", añadió Francisco, quien añadió que "todo esto no se refiere solo a María. Las grandes cosas cumplidas en ella nos hablan de nuestro viaje en la vida. Nos recuerdan la meta que nos espera: la casa del Padre. Nuestra vida, desde la vida de María asunta en el cielo, no es un vagabundeo sin sentido, es una peregrinación, que aún con sus incertidumbres, tiene un objetivo: la casa del Padre".
"Es hermoso pensar que tenemos un padre que nos espera con amor, y que nuestra madre María, también está allá arriba, y nos espera con amor", apuntó el Papa, quien señaló que "mientras tanto, transcurre la vida, y Dios hace resplandecer a su pueblo un signo de consolación y de segura esperanza". María, "la gran creyente".
En sus saludos, Bergoglio recordó a las víctimas de las explosiones en la población china de Tian Jin, "que han causado numerosos muertos y heridos", pidiendo a las autoridades que puedan aliviar el sufrimiento de las víctimas. Al final, pidió a los fieles que así lo desearan que "pudierais ir a visitar a la virgen a Santa María la Mayor. Sería un hermoso gesto".
Texto completo del Ángelus: 
Queridos hermanos y hermanas, ¡buena fiesta de la Virgen!
Hoy la Iglesia celebra una de las fiestas más importantes dedicadas a la Santísima Virgen María: la fiesta de su Asunción. Al final de su vida terrena, la Madre de Cristo subió en cuerpo y alma al Cielo, es decir, en la gloria de la vida eterna, en plena comunión con Dios.
El Evangelio de hoy (Lc 1,39-56) nos presenta a María, que, inmediatamente después de haber concebido a Jesús por obra del Espíritu Santo, se dirige a ver a su anciana pariente Isabel, también ella milagrosamente a la espera de un hijo. En este encuentro lleno del Espíritu Santo, María expresa su alegría con el cántico del Magnificat, porque ha tomado plena conciencia de las grandes cosas que están ocurriendo en su vida: a través de ella se llega al cumplimiento de toda la espera de su pueblo.
Pero el Evangelio también nos muestra cual es el motivo más verdadero de la grandeza de María y de su beatitud: es la fe. De hecho Isabel la saluda con estas palabras: «Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor». (Lc 1:45). La fe es el corazón de toda la historia de María; ella es la creyente, la gran creyente. Ella sabe - y así lo dice - que en la historia pesa la violencia de los prepotentes, el orgullo de los ricos, la arrogancia de los soberbios. Sin embargo, María cree y proclama que Dios no deja solos a sus hijos, humildes y pobres, sino que los socorre con misericordia, con premura, derribando a los poderosos de sus tronos, dispersando a los orgullosos en las tramas de sus corazones. Y ésta es la fe de nuestra Madre, ¡esta es la fe de María!
El Magnificat también nos permite intuir el sentido cumplido de la vivencia de María: si la misericordia del Señor es el motor de la historia, entonces no podía «conocer la corrupción del sepulcro aquella que, de un modo inefable, dio vida en su seno y carne de su carne al autor de toda vida» (Prefacio). Todo esto no tiene que ver sólo con María. Las "grandes cosas" hechas en ella por el Omnipotente nos tocan profundamente, nos hablan de nuestro viaje por la vida, nos recuerdan la meta que nos espera: la casa del Padre. Nuestra vida, vista a la luz de María asunta al Cielo, no es un deambular sin rumbo, sino una peregrinación que, aún con todas sus incertidumbres y sufrimientos, tiene una meta segura: la casa de nuestro Padre, que nos espera con amor. Es bello pensar en esto: que nosotros tenemos un Padre que nos espera con amor y que nuestra Madre María, también está allá arriba, y nos espera con amor.
Mientras tanto, mientras transcurre la vida, Dios hace resplandecer «para su pueblo, todavía peregrino sobre la tierra, un signo de consuelo y de segura esperanza». Aquel signo tiene un rostro, aquel signo tiene un nombre: el rostro radiante de la Madre del Señor, el nombre bendito de María, la llena de gracia, bendita porque ella creyó en la palabra del Señor. La gran Creyente. Como miembros de la Iglesia, estamos destinados a compartir la gloria de nuestra Madre, porque, gracias a Dios, también nosotros creemos en el sacrificio de Cristo en la cruz y, mediante el Bautismo, somos insertados en este misterio de salvación.
Hoy todos juntos le rezamos para que, mientras se desanuda nuestro camino sobre esta tierra, ella vuelva sobre nosotros sus ojos misericordiosos, nos despeje el camino, nos indique la meta, y nos muestre después de este exilio a Jesús, fruto bendito de su vientre. Y decimos juntos: ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!